Relevante MX
COLUMNAS

Si te Aburre, no me Leas

Emmanuel Moreno

Yo también me aburro cuando quiero escribir, no se diga leerme, puff, un tormento. Pero a veces lo hago para liberar mi frustración, o para compartir mi alegría, o para ocultar mis miedos, o quizás, para quitarle el tiempo a los que le echan una mirada a mis textos. 

Hoy quiero referirme a lo que veo, leo de otros y escucho en comederos, reuniones familiares o de amigos.

Este México multicolor, todo un mosaico de culturas amplias, tradiciones varias, de historias de héroes y villanos, de ofensivamente ricos y de lacerantes miserables; de políticos y gobernantes que se dicen honestos y no lo son, y de otros que lo son pero no necesitan decirlo.

Veo, percibo y huelo a tragedia en este país tan golpeado, al que le han arrebatado su fuerza, su prestigio, su progreso, su unidad, su felicidad. 

Un Presidente que sigue apostando y alimentando los enconos, que se han hecho ya práctica cotidiana entre políticos de todos los colores, grupos sociales y sectores diversos, lo van a llevar, irremediablemente, al mayor ostracismo político que ningún otro Presidente haya vivido.

Sus propios ex colaboradores están pasando tiempos de tormentas, y otros de su mismo movimiento, que buscan gubernaturas o la Jefatura de Gobierno, si no eran amigos, terminarán como brutales enemigos, y si no, que le pregunten a los parientes Nacho Mier y Alejandro Armenta, o a Omar García Harfuch y Clara Brugada.

Si te aburres ya no sigas leyendo. Te lo advertí al principio de este tedioso texto.

Yo seguiré gastando tinta y mi tiempo pensando en lo que hoy vivimos en este país que quieren o se empeñan sus autoridades en estancar, en dividir, en fragmentar.

Dos hombres le alteran el sueño al vengativo tabasqueño que habita, como en los cuentos, un Palacio.

Por un lado hay clara frustración y dolor; por otro, demasiado enojo convertido en rabia que quiere repartir para dañar. Uno es Adán Augusto López Hernández, el otro, un herido Marcelo Ebrard.

El primero se la creyó, se sintió el elegido, por eso imaginó obedecía su salida de la Quinta Grijalva de Tabasco hacia Gobernación, por eso su inclusión como corcholata. Era el hermano que nunca tuvo López Obrador y esperaba -luego de haberle dado cobijo y sustento en su casa al hoy Presidente-, la última señal que nunca llegó porque ésta la tenía escriturada desde hace años la ex Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

El segundo, Marcelo, va dejando a su paso veneno que esparce para que se le complique a la corcholata ganadora, para que se alejen de su proyecto leales a él o aventureros de Morena; deja y siembra dudas de si puede o no hacerles un enorme boquete en la campaña de la ex Jefa de Gobierno y por ello pierda, para decirle al Presidente, que era él y no ella quien debía conducir los destinos de lo que quede de México después de este gobierno de contrastes, de luces y sombras, de engaños, de manipulación de conciencias.

Ebrard Casaubón tomará otro rumbo porque él mismo está cancelando las débiles posibilidades de permanecer en Morena. Ya no es del grupo de la casta divina que comanda el hoy historiador López Obrador, y sus días están contados para esa élite que se quiere quedar con el control total a la salida rumbo a Chiapas del macuspano.

¿Qué habría pasado si Marcelo y Monreal -dos indiscutibles figuras de la política-, que al ver y saber desde hace meses que había dados cargados en favor de doña Claudia, se unían y con valor anunciaban que tomaban la decisión de salir de Morena, con las consecuencias que ello hubiera implicado?

¿Juntos, con otras siglas y con todo y sus seguidores les habría alcanzado para mermar el poderío de Morena, el Presidente y su candidata?

¿Dónde estarían ahora? ¿Rumbo a la cárcel? ¿Fortaleciendo un verdadero movimiento de ciudadanos y partidos de oposición para arrebatar el poder?

Monreal Ávila mientras tanto, sumado y dócil, espera le den luz verde para regresar al Senado, ir a la de Diputados o lograr algún cargo en el gabinete de Sheinbaum Pardo, pero lo cierto, es que solito se desinfló y mató la esperanza de miles que le veían tamaños para mucho más, pero decidió y dijo que prefería quedarse sin chamba antes de traicionar a López Obrador, sin importar que la traición venga del mismo Presidente ¿No que la lealtad se nutre de reciprocidad?

Mmmmmmm…. ¿Saben qué? Yo también ya me estoy aburriendo de todo este enredo, pero haré, quitándome tiempo y quizás un poco del tuyo si es que me sigues, otros breves párrafos para cerrar mis horas de lectura y aburrida escritura. Dirán otros, tú no escribes, pegas letras. Y pues sí, pegaré unas cuantas más.

¿Clara Brugada se quedará tranquila y en paz sabiendo que será García Harfuch y no ella la candidata para la Ciudad de México?

¿Habrá jaloneos entre López Obrador y Sheinbaum Pardo? Yo creo que no. intuyo que el Presidente le dará todo el apoyo a su candidata para que los que lleguen a los gobiernos de los estados y la capital del país -nueve en total- sean gentes de ella, porque será a ella a quien le tocará trabajar con los nuevos Ejecutivos estatales.

AMLO, dicho por él, se va a ir a “La Chingada”.

¿Y qué va a pasar en su natal Tabasco entre las luchas por el poder entre Javier May, ex titular de Fonatur y Adán Augusto López Hernández, ex gobernador, ex secretario de Gobernación y ex cocrcholata no favorita?

El primero quiere ocupar esa bella Quinta Grijalva y el segundo quiere que sea su hermana Rosalinda, que además es la esposa del pésimo gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, la que despache en el palacio de gobierno. Si no es ella, López Hernandez impulsará al exitoso empresario y buen político Raúl Ojeda, quien para muchos, ya dejó atrás sus mejores momentos.

Lo único cierto es que para Morena vienen tiempos difíciles. No habrá total unidad entre sus huestes. De dientes para afuera todo será comunión pero la realidad es que los heridos en el camino, que serán muchos, abonarán en la clandestinidad para que quienes les ganaron las carreras tanto para la Presidencia como para los gobiernos estatales y la enorme Ciudad de México, logren obtener pero un fracaso rotundo en sus aventuras políticas.

Ya acabé y con ello, tu aburrimiento y el mío.

Ufff… Vuelve la tranquilidad.

A seguir disfrutando de mi puro.

Related posts

Con 107 años, la Carta Magna, bajo fuego

RELEVANTE MX

PEMEX, BOTÍN DE OCTAVIO OROPEZA

RELEVANTE MX

Dejen los caprichos y pónganse a trabajar

RELEVANTE MX

Leave a Comment