COLUMNAS

Pérdidas empresariales por inseguridad 

Eduardo García Anguiano 

Las empresas también sufren las consecuencias de la inseguridad en el país. 

El INEGI presentó la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) que contiene información sobre victimización y delincuencia que afecta a las unidades económicas del sector privado. 

La ENVE permite estimar la victimización de los delitos más representativos del fuero común que ocurrieron durante 2021. De los muchos datos que presenta la encuesta resalto: 

Pandemia.- A pesar de la reducción de la actividad económica debido al coronavirus y que muchos establecimientos permanecieron cerrados, las empresas sufrieron los embates de la delincuencia; sucedieron 2.9 millones de delitos, asociados a 1.2 millones de unidades económicas que fueron víctimas de estos. 

Tasa de incidencia delictiva por cada 10 mil unidades económicas.- Los tres principales delitos que sufrieron las empresas fueron: 28.9 por ciento por extorsión, 19.7 por ciento por robo o asalto y 12.9 por ciento por robo hormiga. 

Víctimas del delito por sector.- 27.8 por ciento de las unidades económicas del sector comercio fue víctima de algún delito, 19.4 por ciento del sector industria y del sector servicios, el porcentaje fue de 22.7 por ciento. 

Víctimas del delito por tamaño.- 45.9 por ciento de las unidades económicas grandes fue víctima de algún delito, 46.9 por ciento de las medianas empresas, 38.2 por ciento de las pequeñas y de las micro, 23.7 por ciento. 

Costo promedio del delito por unidad económica.- 56 mil 936 pesos por negocio con alguna afectación a consecuencia del gasto en medidas de protección y/o por pérdidas. 

Gasto ejercido por las empresas.- 69.9 mil millones de pesos en medidas para prevenir actos delictivos. 

Costo total de la inseguridad.- 120 mil millones de pesos, lo cual es equivalente a 0.67 por ciento del PIB. 

Una de las consecuencias de que las empresas sufran de la inseguridad se refleja en el alza de precios, pues los gastos y pérdidas salvo que sean cubiertos por seguros se repercuten en los precios finales al consumidor. 

Dice un refrían popular: “Más vale bollo en paz, que hogaza en guerra.” 

Related posts

LIBERTAD DE EXPRESIÓN: 10 DE JUNIO Y BERNARDO BARRANCO

RELEVANTE MX

Contracolumna

RELEVANTE MX

DE FRENTE Y DE PERFIL

RELEVANTE MX

Leave a Comment