COLUMNAS

Estrella Internacional del Cine Muere por la Radioactividad

R Á F A G A

JORGE HERRERA VALENZUELA

LA PANDEMIA NO DISMINUYE, DEBEMOS USAR EL CUBREBOCAS

Grande entre las destacadas figuras internacionales de la cinematografía, afectado por la radioactividad que le produjo cáncer luego de una filmación en el Estado de Utah, mal que también afectó a muchos de sus compañeros, Pedro Armendáriz, puso fin a su vida, de solo 51 años al suicidarse, de un tiro en el pecho. Estaba internado en el Centro Médico de UCLA, en Los Ángeles, California. Lo acompañaba su esposa Carmelita Bohr.

Actor nacido en el antiguo Distrito Federal, titulado como ingeniero civil en la Universidad de California. Vivió en el vecino país del Norte, de donde era originaria su madre Adela Cecilia Hastings. Su padre fue un chihuahuense de abolengo, Pedro Armendáriz García Conde. El joven Pedro estudiaba ingeniería cuando le brotó la vocación por la actuación y participó interpretando diversos personajes en obras teatrales, en la mencionada Universidad.

De hecho Pedro no ejerció su profesión. A los 22 años de edad, inició su carrera cinematográfica. Junto con Emilio “El Indio” Fernández figuró en el reparto de la cinta “María Elena”, en pequeños papeles y en 1962 termina su brillante incursión en el Cine Mexicano al filmar, compartiendo créditos con  María Félix, en “La Bandida”. Promovido por una compañía norteamericana es contratado para actuar en los estudios cinematográficos de Francia, España, Italia e Inglaterra.

El varonil y hombre de rostro impresionante, por la rigidez en sus rasgos, se hizo famoso por el personaje que interpretó en la película “María Candelaria”. Fue el superconocido “Lorenzo Rafail” al lado de la sencilla y amorosa “María Candelaria”, en 1943. Años más adelante vimos a Pedro, ya consolidado en México y en el extranjero, en la película de James Bond: “Desde Rusia con Amor”                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 o “El Regreso del Agente 007”.

Pedro, primo hermano de la estrella Gloria Marín, se distinguió por su adaptación a interpretar a un duro y duro hombre, lo mismo a un campesino, a un indígena y a un revolucionario.  Coincidencias en la vida de padre e hijo: ambos nacieron en la Ciudad de México y los dos fallecieron en territorio norteamericano. El cáncer lesa cortó la existencia, aunque el final de Pedro Sr. fue trágico.

SU CARRERA EN EL PAÍS

Cierta ocasión Pedro estaba declamando un fragmento de Hamlet a una turista norteamericana y presenciaba la escena un hombre importante del cine, el director Miguel Zacarías, hubo conversación entre ambos y el defeño no se imaginaba que estaba en el inicio de su vida artística, pues fue convocado a participar en la película “María Elena”, como lo comenté en párrafo anterior. De ahí pronto Pedro subió como la espuma. Sus pininos universitarios en obras teatrales, le sirvieron de mucho.

De hecho Miguel Zacarías Nogaim, hijo de libaneses, se iniciaba en el cine y se le considera como pionero del cine sonoro mexicano. Desde 1933 hasta 1986 entregó su vida a promover artistas, entre los que estaba Pedro, así como Marga López, Esther Fernández, Manuel Medel y Cantinflas, además de los mencionados antes. Al retirarse dedicó el tiempo a escribir sobre diversos tópicos, obra literaria casi inédita. Este reconocido director de cine murió a los 101 años, en Cuernavaca. Nació en el D.F. en 1905.

Bueno, Pedro Armendáriz logró la cúspide. Sus películas llevaron en el título nombre de mujer. Rosenda, Bugambilia, María Candelaria; otras, La Perla, Enamorada, Rosauro Castro, Flor Silvestre, La Malquerida.

En la misma Época de Oro actuó con María Félix, Dolores del Río y Emilio Fernández en “La Cucaracha” y en “La Bandida” que fue la última, en 1962.En la segunda el trío alternó con Ignacio López Tarso, Marco Antonio Muñiz, Lola Beltrán y Katy Jurado, mientras que en la primera compartió créditos con Antonio Aguilar, Flor Silvestre, Cuco Sánchez y Lupe Carriles, “La Trompeta”. En su haber están nada más ¡160! películas. Otra de sus recordadas interpretaciones fue la de “Los Tres Alegres Compadres” con  Jorge Negrete, Andrés Soler y Rebeca Iturbide. “Ando Volando Bajo” con Luis Aguilar y Lilia Prado. Sus tres directores más frecuentes fueron Zacarías, “El Indio Fernández” y Miguel M. Delgado.

“LA PELÍCULA RADIACTIVA”

El millonario norteamericano Howard Huges decidió producir la cinta “The Conqueror” (El Conquistador, en Latinoamérica y en España, “El Conquistador de Mongolia) y para ello contrató los servicios del director Dick Powell, a quien correspondió integrar el reparto estelar, donde incluyó “al Clark Gable mexicano”, nuestro paisano Pedro Armendáriz que entonces se codeó con John Wayne, Susan Hayward y Agnes Moorehead, cuyos personajes fueron Temujin, princesa Bortai y Hulun, respectivamente. Pedro se llamó Jamuga.

En un espacio desértico llamado San George, en Utah, se hizo el rodaje de varias escenas. Entre artistas, personal de producción, camarógrafos y auxiliares, sumaron 220. El lugar estaba cercano al sitio donde el gobierno de Estados Unidos había realizado pruebas nucleares, ya en territorio de Nevada. Huges hubo de comprar 50 toneladas de tierra para cubrir el piso, advertido de los restos de radioactividad del terreno.

Durante semanas estuvieron filmando, en 1956. Al año siguiente el primer fallecimiento a causa de cáncer fue el de Dick Powell. La radioactividad se lo produjo, señalaron los médicos. La muerte por ese mismo mal provocó hasta 1981 un total de 46 muertes de los 220 que trabajaron en la filmación. El doctor Robert Pendleton, profesor de biología de la Universidad de Utah, manifestó “con estos números este caso podría calificarse como una epidemia”.

Después los decesos, en diferentes años, fueron los de John Wayne, el cáncer le atacó estómago y colon, a Susan Hayward en el cerebro y en el útero a Agnes Moorehead. Dick Powell lo sufrió en los ganglios linfáticos. Del resto de las personas que fallecieron por la misma causa, originada por el contacto con polvos radioactivos, no se tuvieron mayores datos.

LA MUERTE DE ARMENDÁRIZ

Una víctima más de los polvos radioactivos de Utah. Apenas estaba en sus primeros 51 años de vida y filmaba al lado de Sean Connery. Rodaban la cinta Desde Rusia con Amor y Pedro personificó a Kerim Bey, jefe del Servicio Secreto turco y  desempeñaba tarea de inteligencia en apoyo a James Bond. Siete años atrás, 1956, sin él saberlo empezó a estar afectado por la radiación, pero nada se sabía.

Pedro en el rodaje de la mencionada película, empezó a dolerse de la cadera y le costaba trabajo caminar, cojeaba y se cansaba por permanecer mucho tiempo de pie. Le diagnosticaron cáncer en el estómago. Quedó sujeto a un tratamiento médico y no fue hospitalizado..

Continuaba su vida aparentemente normal lado de Carmelita Bohr, con quien se casó en 1938. En esos veinticinco tuvieron dos hijos, el actor Pedro Armendáriz Jr. que hizo su carrera cinematográfica y la productora de televisión Carmen, quien hoy está en el activo, con la telenovela “Te acuerdas de mí”. Durante 8 años condujo la producción del matutino Hoy, galardonado en 2009 y en 2013 como el mejor programa televisivo de entretenimiento.

Para los primeros días de junio de 1963 la situación fue terrible. Pedro empeoró y el cáncer también le atacó en la cadera. Ya no pudo terminar la película y la parte final estuvo a cargo de “un doble” de nombre Terence Young.

El fatídico cáncer terminal hizo estragos. Estaba encamado en el Centro Médico de UCLA, en Los Ángeles, California. Con el apoyo de su guapa esposa introdujeron una pistola y Pedro se disparó en el pecho. Carmelita dispuso que los restos de su adorado esposo fueran sepultados en el Panteón Jardín, en la Ciudad de México. La señora que de soltera se llamó Carmen Pardo falleció en 2014; su hijo murió, el 26 de diciembre de 2011, también de cáncer, en un ojo. Estaba en Nueva York.

jherrerav@live.com.mx

.

Related posts

Jaime Bonilla quiere hacer historia

RELEVANTE MX

TAXIS: VIEJO PROBLEMA SIN SOLUCIÓN

RELEVANTE MX

¿Melón o sandía?

RELEVANTE MX

Leave a Comment