COLUMNAS

Optimismo en el Banco de México en cuanto al crecimiento económico del país para este 2021 

Víctor Barrera 

El Banco de México se ha colocado en un optimismo que pareciera difícil para esta etapa donde el Plan Nacional de Vacunación contra el coronavirus avanza muy lentamente y se ve difícil que para el último trimestre del año se haya vacunado a la totalidad de la población, lo que permitiría que se abrieran de manera general todos los sectores productivos 

De acuerdo a las revisiones de la Banca Central del país, en relación al crecimiento económico estimado para el cierre de este 2021, podría colocarse en 4.8 por ciento, en un piso mínimo y elevarse hasta 6.7 por ciento 

De cumplirse el escenario optimista, al cierre de 2021 se estaría recuperando la actividad económica al nivel de diciembre de 2019, antes de la pandemia, y bajo el escenario central, hasta fines de 2022. 

 Lo increíble de este pronóstico, es que se da a la par de con la aprobación, en fast track, en el Senado, de la Ley de la Industria Eléctrica de Andrés Manuel López Obrador, que, de acuerdo con todos los analistas del sector privado, sí tendrá un impacto en el PIB este año y que no está mencionado entre los riesgos que cita el Banxico. 

Los riesgos para alcanzar el crecimiento se centran en la incertidumbre mundial respecto al avance en la vacunación contra el covid -19 y las medidas de estímulos fiscales que cada nación aplique para con ello reducir o eliminar la incertidumbre de los inversionistas para aplicar recursos en las diferentes naciones. 

En México estas los riesgos siguen siendo, la incertidumbre de inversión, las reducciones de las calificaciones de la deuda soberana y de las empresas como Pemex que mantiene aún el mayor peso del desarrollo económico del país. 

 A esto se suman las decisiones del poder legislativo en cuanto temas fundamentales como la soberanía en el sector eléctrico del país, y la aprobación de algunas otras leyes o modificación en las leyes que espanten a los inversionistas a colocar sus capitales en México. 

Los puntos positivos, y quizá en los cuales se establece el optimismo en el crecimiento económico, están basados en la relación que México mantendrá con Estados Unido, a través del T-MEC, donde el motor del crecimiento de los socios comerciales empuje a nuestro país a un crecimiento

No cabe duda que el país vecino ha iniciado la aplicación de una serie de programas y medidas que implican la recuperación de sus sectores productivos, lo que podría influir directamente en el crecimiento de México, por la cercanía comercial que mantenemos y porque nuestro país, seguirá siendo el principal proveedor de insumos para la manufactura norteamericana. 

Sin duda es muy aventurada la estimación del Banco de México, pero no imposible de conseguir, solo falta que la administración federal entienda que para alcanzar crecimiento económico a esos niveles falta lo principal, la inyección de recursos económicos suficientes y estos se  crean a través de la aplicación mixta de estos recursos, basado en la certidumbre de los inversionistas que de sus capitales tendrán una certeza jurídica, una ganancia económica y que las reglas del juego no se cambien de un día para otro. 

De lo contrario, solo observaremos al paso del año, que las expectativas de crecimiento se irán disminuyendo hasta establecerse en un crecimiento cercano al dos por ciento, estimación inicial del Banco de México.

Related posts

​​Robar a México el lema de Peña

RELEVANTE MX

Trump-Biden, lectura estratégica: el resentimiento y los 538 votos reales

RELEVANTE MX

Los militares son Estado; no debatir militarización, sino criminalización institucional

RELEVANTE MX

Leave a Comment