COLUMNAS

Morena por siempre

De memoria

Carlos Ferreyra Carrasco

Se acercan las elecciones intermedias y saltan, como hongos en temporada de lluvias, los aspirantes a repetir, los neopolíticos, los militantes de siempre y los dueños de las franquicias partidarias, acompañados por familia y cercanos.

Revisamos nombres, trayectorias y antecedentes casi siempre ligados a situaciones de tipo ilegal. No hay, entre las propuestas conocidas hasta estos finales de febrero, quien muestre patas pa gallo.

Ninguno de los partidos con registro legal asume su responsabilidad y sugiere personajes nuevos, de trayectoria, sin tacha. Nadie de los hasta ahora manejados públicamente, cumple con los requisitos deseables.

El oportunismo reflejado con mucho en el amontonamiento alrededor de Andrés Manuel López Obrador, ha favorecido la aparición de un fenómeno insólito: son decenas los pretendientes a elección que se registraron en varios niveles y algunos hasta por distintos partidos.

Una señora suspirante a gobernadora que, increíble, está registrada como tal, pero por si acaso, también se registró como pretendiente a una curul federal y eso sin abandonar el apunte para la Presidencia Municipal de la capital de su estado y, como remache, inscrita para la diputación estatal.

Todo un caso que invito a la concurrencia a buscarla mediante el gugl. Es genial este caso, en especial porque no hay instituto político que cuestione tales malabarismos, que en medida menor se expresa en todos los ámbitos del actual panorama electoral.

A la descomposición de la moral pública, contribuyen ciertas autoridades, obsecuentes o temerosas del mandatario que vela la buena marcha del país desde el Palacio Virreinal.

Son 21 mil cargos en disputa, lo que significa que todos alcanzan hueso. Nada más que los únicos beneficiados, los cercanos a los registros de las candidaturas, son los dueños de los partidos y su cohorte personal.

No hay, consecuentemente, un ejercicio democrático verdadero. Votaremos por quienes ellos decidan, tras los acuerdos, convenios y transas acostumbradas. Sólo por mencionar: el Verde, como MC, PT y el antes cuasi poderoso PRD, se fruncen a las pretinas de los partidos mayoritarios, hoy con Morena, ayer con PRI, quizá con PAN y así pero nunca buscando el voto ciudadano, sino la conservación del registro y las prebendas.

El Tribunal Federal Electoral, en descarado servicio para el presidente López, canceló la decisión del Instituto Nacional Electoral, para impedir el uso de las mañaneras como medio proselitista.

Los tribunos no se quisieron arriesgar a que en un impronto, López los cancele y con eso pierdan los sustanciosos salarios y las abundantes prestaciones.

La propaganda desde el sitio privilegiado del Tlatoani, es incuestionable e intocable.

El clamor para quitarle la mayoría legislativa a Morena, de suyo atendible lleva, sin embargo un grave riesgo: no hay quien pueda sustituir con decencia, dignidad y decoro a los actuales políticos nacionales.

Peor si ellos se sustituyen a sí mismos, se reeligen y vuelven a colocar su humanidad en las curules ocupadas hace tanto tiempo en calidad de ornamentos.

De sus electores sólo saben que su voto será necesario, pero los ciudadanos nunca sabrán para qué sirvieron desde la ampulosamente llamada máxima tribuna de la nación.

Imaginen, por ejemplificar, a la Padierna y su tenebrosa historia con decenas de muertos en el antro Lobohombo, hoy, cuartel de bomberos. A la señora le acompaña su conviviente, Bejarano, con igualmente una vida política repleta de oscuridades y transas.

Analizar las propuestas de todos los partidos registrados, es una tarea de ociosos. No hay entre la llamada oposición, candidatos fuertes, atractivos y de trayectoria respetable.

Generalizar, dice el populacho, es un error grave. Entre los suspirantes puede haber quien se salve de las descalificaciones. Personalmente nunca los encontré y si existe una de esas rara avis, es el momento para conocerlo.

Con horror y desaliento parece que vamos a perpetuar al gobierno morenista. No basta con gritar ni con desear un cambio. No lo habrá, así como no lo hay con el gobierno actual, tan carente de ideología y tan lejano del pueblo.

Croquetas en abundancia pero sin lastimar al sistema porque, espero que el amigo lector lo haya notado, seguimos inmersos en el sistema que dio vida a todos los partidos y que amamantó a don Peje y su pandilla.

Related posts

México-Biden (5). Los mensajes del Estado y el Ejército a los EE. UU.

RELEVANTE MX

PODER Y DINERO

RELEVANTE MX

Reyes Huerta, la ganona del mantenimiento del parque vehicular del gobierno

RELEVANTE MX

Leave a Comment