COLUMNAS

Diputados Federales se juegan su reelección o ser elegidos en otros puestos de elección popular con la aprobación de la Ley de la Industria Eléctrica  

Víctor Barrera  

Todo indica que la iniciativa de Ley para la Industria Eléctrica, enviada como preferente por Andrés Manuel López Obrador, no tendrá ninguna modificación profunda y solo será cosmética, como lo adelanto el propio López Obrador el domingo anterior. 

Esto significa que mañana martes en sesión general dentro de la cámara de diputados, se aprobará sin ningún problema esta iniciativa utilizando la mayoría de votos que conforman Morena y sus aliados PT, PVEM y PES. 

Probablemente nuestros legisladores aplaudirán y entonaran el himno nacional, manifestando que, con esta nueva Ley, México tendrá la soberanía total en la creación del energético y que no dependeremos más del capital privado o de otras naciones para ser autosuficientes y podremos tener crecimientos económicos superiores a los que hasta ahora hemos tenido, que por cierto en lo que va de esta administración estos crecimientos son de 0.3 por ciento en 2019 y de menos 9 por ciento para el 2020. 

Manifestarán que otorgándole la responsabilidad de ser el único ente para generar energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), México será soberano y lograremos en el corto plazo la autosuficiencia energética para establecer crecimientos económicos que no dependan de capitales privados o de otras naciones para ello, y seremos muy felices por el resto de los años. 

Pero la realidad será otra y empezará con una gran cantidad de demandas por parte de inversionistas, que apostaron sus capitales para que, en nuestro país, se pudiera producir energía eléctrica a partir de permisos y que esta sería comprada por la CFE con el objetivo que esta compañía pudiera otorgar el servicio suficiente a la población entera del país. 

Esto significará que el gobierno federal deberá desembolsar grandes cantidades de dinero para resarcir los daños económicos que se causaran a estos empresarios. 

Además, se deberá inyectar otra gran cantidad de recursos para crear mayores plantas generadoras de energía eléctrica, aportar recursos para la exploración y sustracción de gas natural dentro de nuestro territorio y aguas territoriales y la construcción de almacenes e instalación de gasoductos que lleven este energético a las plantas eléctricas para generar el energético. 

Esto provocará que se incremente el costo del suministro de energía eléctrica, siendo la población quien asumirá este costo, lo que provocará que la gente que menos tiene, los más pobres, padezcan de este energético, a no ser que se mantengan los subsidios que hasta ahora se otorgan para este sector de la población, lo que significará seguir inyectando recursos públicos, pero ahora en mayores cantidades. 

Además, si se aprueba la iniciativa y se consideran los contratos realizados por particulares con el gobierno federal para generar energía eléctrica, también se estarán mandando señales de que México no respeta sus contratos y las inversiones extranjeras pensarán dos veces invertir en nuestro país 

Todos estos “pequeños” inconvenientes no fueron analizados por los legisladores de Morena, PT, PVEM y PES quienes se mostraron más serviles a las decisiones de López Obrador y no actuaron a favor de la población y la ciudadanía que los llevo a ese lugar a través del voto. 

Debemos apuntar que muchos de estos legisladores buscan reelegirse en el puesto, y que otros buscarán un lugar como gobernador de algún estado, presiente o alcalde en algún municipio o legislador local por lo que la ciudadanía tendrá el poder de votar a su favor o botarlos y borrarlos del plano político mexicano.

Related posts

ENTRE LA CONFRONTACIÓN GRAVE Y EL ACUERDO NECESARIO

RELEVANTE MX

DE FRENTE Y DE PERFIL

RELEVANTE MX

Desde sus entrañas, México y su grandeza, resurgen ante el mundo

RELEVANTE MX

Leave a Comment