COLUMNAS

SIN ALFONSO ROMO DEBACLE DE AMLO

Marco Antonio García Granados

Al declarar que la economía del país presenta un decrecimiento de 9% en los dos años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Romo selló de forma oficial su salida de la Oficina de la Presidencia de la República, toda vez que desde hace algunos meses ya no era convocado a reuniones de gabinete.

Sin duda, lo expresado hace 10 días por el empresario regiomontano ante los principales integrantes del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)
fue la gota que derramó el vaso y rompió el hilo más delgado de la cuerda que cada día le acortaba más, Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del propio gobierno federal.

 

Para nadie es desconocido que el verdugo del ahora ex jefe de la Oficina de la Presidencia, realizó alianzas hasta con sus detractores para manejar de manera selecta y exclusiva, la cartera empresarial que Romo le acercó a López Obrador desde hace ya varios años.

 

Y es que al cuestionar el citado hombre de negocios -habilitado como servidor

público por el propio AMLO- de que no es posible que se manejara el decrecimiento del PIB “como si estuviéramos en crecimiento a tasas del 9 por ciento”, Romo fue desprendido de la élite obradorista.

 

Tras su intervención en la XLII Convención IMEF a nombre del presidente López Obrador, el empresario admitió también que la crisis global impactó en México de una forma distinta a otras naciones, luego de que en nuestro país se aplica una política monetaria “muy conservadora”, aunada a otros factores como la caída de los precios del petróleo y la fuga de capitales.

En su alocución llena de verdad que incomodó a los cercanos al Jefe del Ejecutivo federal, el socio de Carlos Salinas de una telefónica instalada en Cuba hace ya dos décadas, se despidió así de la trinchera presidencial, donde Scherer Ibarra le tendía una y otra vez la cama para que fuese descalificado por propios y extraños ante los ojos del propio tabasqueño.

Quizá lo que más molestó en ese momento al presidente de México luego del  discurso de Romo, es que a unos días de lanzar su discurso triunfalista al cumplirse dos años de gobierno, este martes qué pasó, Romo se atreviera a exhibir que nuestro país ha ido en retroceso en lo referente a crecimiento económico.

La salida oficial del multireferido personaje arrojará sin duda, algunas consecuencias como para que otros empresarios no inviertan más en el desarrollo económico del país, ya que a pesar de la cercanía de Julio Scherer con el mandatario, varios empresarios han mostrado reservas para no transar con el coordinador jurídico de Presidencia.

Quiérase o no, ya son varias las bajas sensibles del primer equipo de López Obrador en los dos años iniciales de su mandato, en la que la tónica se mantiene en culpar a los que se fueron y dejaron al país en bancarrota.

Al final del primer tercio del régimen obradorista el ganador de la contienda es Julio Scherer Ibarra, sin lugar a dudas, el férreo defensor de AMLO y que ha tenido la astucia de acercar a empresarios, inversionistas y funcionarios para cumplir con los proyectos insignias de la presente administración, entre otros, las construcciones de la refinería Dos Bocas, el Nuevo Aeropuerto y su máxima, sin importar al precio que sea: el Tren Maya.

 

Related posts

El COVID-19 ha sacada lo mejor y lo peor de todos; cuídense, la muerte asecha, la muerte arrebata y no pide permiso

RELEVANTE MX

La miseria y el Covid-19, dueto mortal

RELEVANTE MX

DE MEMORIA

RELEVANTE MX

Leave a Comment