COLUMNAS

La salida de Alfonso Romo, no fue tan sorpresiva

Víctor Barrera 

La Salida del empresario Alfonso Romo al frente de la Oficina de la Presidencia de la República era de esperarse, y no como lo señaló el propio  presidente López Obrador,  a través de su cuenta de Twitter, que la renuncia de Romo era consecuencia de un convenio desde un principio donde el empresario solo estaría dos años 

Aun cuando López Obrador  aseguró que Romo se mantendrá como su principal enlace con el sector privado, todo indica que fue el pretexto mas pueril para evitar desatar una avalancha de declaraciones desde el sector empresarial, que aun continua esperando se inicien las obras del primer paquete de obras de infraestructura anunciado hace algunos meses atrás. 

La  salida de Alfonso Romo, se dio más  por el hecho de haber perdido su fuerza como enlace entre  López Obrador y el sector privado,  y así quedo demostrado luego de que los dos paquetes  de infraestructura no fueron negociados en la oficina de Romo sino directamente con López Obrador y con el secretario de Hacienda, de acuerdo con lo informado  por  Carlos Salazar, presidente del CCE y de Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios. 

Alfonso Romo tampoco intervino en las negociaciones que siguen en marcha sobre las modificaciones a la ley contra del outsourcing, donde la participación está a cargo de   las secretarias de Economía, Graciela Márquez; del Trabajo, Luisa María Alcalde, y el director del IMSS, Zoé Robledo y por parte del CCE los dirigentes de Concamin, Francisco Cervantes, y de Concanaco, Manuel López Campos. 

Alfonso Romo, en realidad nuca tuvo la capacidad de ser un verdadero interlocutor entre López Obrador y el sector empresarial,  incluso, desde la transición cuando aseguró a los empresarios que no se cancelaría el aeropuerto de Texcoco, pero evidentemente López Obrador no le hizo caso. 

En el tema del sector energético, Alfonso Romo, mantuvo su  postura  en contra de decisiones de López Obrador, y pese a la renuncia en aquel entonces del titular de la Secretaria ce Hacienda, se esperaba que Romo alcanzará un mayor fortalecimiento, nunca sucedió esto, y fue Arturo Herrera, sucesor de Carlos Urzúa, quien se fue fortaleciendo  y resulto vencedor porque en corto tiempo asumirá el control de la Banca de Desarrollo, que, en teoría, coordinaba Romo. 

El alejamiento de Romo y López Obrador se recrudeció cuando hace un par de semanas, el empresario manifestó ante empresarios “que no se puede manejar el país como si estuviéramos creciendo al 9 por ciento  cuando vamos a decrecer el 9 por ciento”. 

Esto, probablemente determino la decisión de López Obrador y. quizá fiel su afición al beisbol, observo que su bateador  tenía tres strikes y lo poncho, para evitar que ocurriera un inconveniente mayor. 

De esta manera López Obrador podrá manejar su política empresarial conforme a su pensar y no habrá quien,  desde dentro del gobierno,  opine diferente al presidente por lo que no importará si muchos de los empresarios han tenido acceso al presidente y que las principales organizaciones sean recibidas frecuentemente en el Palacio Nacional. Lo que queda claro es que las opiniones de este sector seguirán siendo de un peso menor en el proyecto de López Obrador y su 4T. 

Lo importante es ver como manejará de hoy en adelante, Arturo Herrera, las peticiones de los empresarios, ante un panorama  gris para el 2021, donde las prioridades no serán el desarrollo económico del país,  tampoco la cantidad de pobres que seguirán incrementándose en el país, porque no existe una política publica capaz de fortalecer al sector empresarial y la consecuencia directa es el desempleo y el recorte de salarios. 

Porque la prioridad del presidente se moverá hacia el terreno electoral, donde  pretende mantener la mayoría en la cámara de Diputados, que su partido Morena y aliados ganen por lo menos 9 de las 15 gubernaturas en elegirse en el 2021 y que los Congresos locales sean también de mayoría y a favor de su proyecto 

Ya he señalado varias veces, que es necesario dar un golpe de timón al rumbo que mantiene el país bajo esta administración si se quiere impedir que las crisis que en este momento atravesamos  se mantengan por varios años y esto determine que tengamos también varios años de bajo crecimiento económico y un incremento de pobreza en el país. 

Desde este espacio, hemos comentado insistentemente en la necesidad de un golpe de timón en las políticas públicas, si se quiere impedir que tengamos varios años de muy bajo crecimiento. 

Related posts

DE FRENTE Y DE PERFIL

RELEVANTE MX

REDES SOCIALES Y AMLO, ANALFABETA POLÍTICO

RELEVANTE MX

¿Año Nuevo..?

RELEVANTE MX

Leave a Comment