COLUMNAS

Inicia el tercer año de López Obrador, ¿Habrá cambio en la ruta que se ha tomado? 

Víctor Barrera  

Este día inicia el tercer año de la administración federal de Andrés Manuel López Obrador, por lo que se hace necesario mirar atrás en los dos primeros años para observar los resultados y calificar su desempeño. 

López Obrador llegó acompañado de su partido político Morena y dos aliados más, el PT y el PES, convencidos y convenciendo a la gente  de que era urgente un cambio profundo al  rumbo que había tomado el desarrollo del país. 

Se hablo de una nueva estrategia de desarrollo equitativa e incluyente con mayor bienestar económico y social, seguridad, justicia y combate a la desigualdad, la corrupción y la impunidad. 

Probablemente los mismos objetivos que la inmensa mayoría de los mexicanos  querían y por ello, López Obrador y Morena, obtuvieron la presidencia de la republica y la mayoría en el Congreso de la Unión. Sin embargo, es poco lo que se ha avanzado por diferentes circunstancias, pero principalmente por la urgencia de desaparecer  todo lo que se creó en años anteriores, por considerar que estaba totalmente contaminado de corrupción, pero no se analizó lo positivo de lo creado  para poder rescatar lo positivo y de ahí partir para mejorar el rumbo. 

Esta urgencia de transformar instituciones y políticas del pasado y la falta un plan con políticas públicas e institutos capaces de sustituirlas por otras más apropiadas y actualizadas al México que quieren establecer nos ha dejado con resultados negativos en su mayoría. 

La aparición del covid-19, que en palabras del Andrés Manuel López Obrador, “vino como anillo al dedo”, también dejo mucho que desear y esta pandemia sanitaria ha golpeado más  la vida social y económica de millones de mexicanos.  

Si bien nos va, concluiremos el año con una caída del PIB entre el  8.5 y 9 por ciento, pero la caída del ingreso por habitante se situará por encima del 10 por ciento, lo que dejará un aumento en la pobreza y todavía una  distribución de la riqueza inequitativa. 

Sin embargo, debemos  contemplar los elementos positivos que han existido. 

Pese a la crisis, el gobierno de López Obrador ha respetado la autonomía del Banco de México y con ello se ha mantenido una política monetaria que ha permitido mantener la estabilidad. 

Lo que ha permitido al país mantenerse con una calificación de estabilidad y por lo menos aceptable para los inversionistas.  

A esto se debe agregar que la  política fiscal desarrollada por el gobierno, ha impedido que la crisis productiva, consecuencia del confinamiento y cierre de actividades, se o se convirtiera en problema y un asunto inmanejable. Hoy México se encuentra en una posición fiscal que le podría dar una ventaja en la recuperación de la economía en 2021. 

Además, se concluyó con la negociación para  ratificar el acuerdo comercial de Norteamérica con el T-MEC, dando certidumbre a la relación comercial más importante que tiene México. 

Entonces es importante manifestar que como en todo el mundo, el covid-19, golpeo la economía de los países, algunos han salido rápidamente de este problema y otros aun nos mantenemos en este y esperamos que los próximos años sean más favorables. 

Ahora debemos esperar cual será el plan o medidas que tomara la actual administración para enfrentar  los restantes cuatro años. 

Esperemos que se permita cambiar las reglas establecidas en esta administración para  atraer  una mayor inversión privada, evitar que la pobreza siga incrementándose o, de lo contrario, solo estaremos en la antesala de un  sexenio perdido en materia económica. 

Related posts

EL FULGOR DE LA ESPERANZA

RELEVANTE MX

MERCADO DE OPORTUNIDADES O BENEFICIARIOS DE LA TRAGEDIA

RELEVANTE MX

EE. UU. 2020 (10). Juego estratégico de Trump para el 2024, no berrinche

RELEVANTE MX

Leave a Comment