COLUMNAS

PERIODISMO EN SERIO Y SIMULACIONES

Jorge Meléndez Preciado

Propuesta Cívica ha realizado una contribución para el reclamo de justicia a los periodistas mexicanos, quienes han sufrido el asesinato de más de 130 de ellos de 2000 a la fecha, con una tasa de impunidad del 98 por ciento.

Uno, muy reconocido, aunque nada protagónico, Javier Valdez, fue ultimado el 10 de mayo de 2017, y hasta el momento sólo han detenido a uno de los tres hampones que lo último, apodado El Koala, aunque el autor intelectual, Dámaso López, motejado el Mini Lic. Se encuentra preso en Estados Unidos y, varios colectivos, piden que lo extraditen a México para ser juzgado.

Ahora, mediante una técnica rusa, Propuesta Cívica, hace que Javier hablé nuevamente. Y en su alocución dice que vivimos algunas graves dolencias, entre ellas la Pandemia actual, pero hay otros inquietantes que menciona sin miedo, y señala que ya no lo pueden “matar dos veces”.

Dice Valdez que hay decenas de reporteros asesinados, desaparecidos y desplazados por un periodismo ético de investigación, que desnudaron las entrañas del poder corrupto y del crimen organizado en México, que es producto de la indiferencia, por no decir complicidades de varios gobernadores y funcionarios estatales y federales.

Agrega el sinaloense que no se quitaba su sombrero Panamá: “No vengo a pedirle un favor (al presidente de la República, López Obrador), vengo a exigirle que cumpla con su obligación, hasta que mi crimen y el de mis compañeros no estén aclarados, ni nosotros ni nuestras familias tendremos paz”.

Esto es parte del proyecto #Seguimos Hablando, que plantea la necesidad de la intervención del Comité Penal Internacional, la reposición del dinero para el Mecanismo de Protección a Periodistas y varías demandas más, que han sido desatendidas por los anteriores y el actual gobierno.

Aunque ya sabemos, desgraciadamente, que el famoso Mecanismo de la secretaría de Gobernación no sirve para mayor cosa, debido a que la burocracia decide todo y no se incorpora como se debe a los informadores.

Eso lo denunció Alejandro Guerrero, en periodistasunidos.com.mx y Fotoperiodistas, el lunes 26 de octubre, ya que él mismo se incorporó a esa estrategia, la cual provee a los reporteros de botones de pánico que no sirven, destina a cuidadores de informadores a los cuales asesinan (Baja California y otras entidades) y pone como solución que los tecleadores salgan de su lugar de residencia para salvar la vida, sin pensar en sus familiares y amigos que se quedan. En fin, el asunto no tiene pies ni cabeza porque todo se hace desde la cúpula sin atender las necesidades de los agredidos.

Además, desde hace años se sabe que la mayoría de los periodistas amenazados y asesinados son por parte de funcionarios públicos y después del crimen organizado. Aunque en muchos casos ambos se coluden para llevar a cabo sus ruines actos.

El jueves 29 de octubre, por la noche, fue liquidado al salir de sus labores, el conductor del noticiario Telediario, Arturo Alba, en Ciudad Juárez. Chihuahua. Desde hace 20 años han asesinado a 23 en dicho estado. Pero no le van a la zaga Guerrero, Veracruz, Tamaulipas y otras entidades.

El 2 de noviembre, hubo un recuerdo de Javier Valdez y su libro Narcoperiodismo, por zoom, a las 10 horas, en el que participaron su esposa e investigadora, Griselda Triana; la analista y compañera, Daniela Pastrana, y el director del Noroeste de Culiacán, Adán López Ortiz. Patrocinado por el IFAL y otras organizaciones.

Mientras esto ocurre, Carlos Loret de Mola compareció ante un juez por los casos de Florence Cassez, Israel Vallarta y otros detenidos supuestamente por varios secuestros (2013). La aprehensión de ellos fue mediante un montaje organizado entre televisoras, principalmente Televisa y TV Azteca, junto con el hoy encarcelado en Estados Unidos, Genaro García Luna.

Loret se defendió al decir que fue un error de su parte y ha reiterado sus disculpas. Pero los testimonios de Laura Barranco (en entrevista con Carmen Aristegui, catalogada la mujer más influyente en la información), productora; Juan Manuel Magaña, jefe de información, y el reportero, Pablo Reinah- a quien yo entrevisté largamente-, dicen que todo fue un montaje para ensalzar a la policía y hacer creer que se combatía a los delincuentes. Entonces   Carlos no hizo caso a quienes le indicaban que todo era una manipulación de la policía. Incluso a Israel se le golpeaba en la filmación del asunto.

Los difusores de información también están, en muchos casos, metidos en la corrupción, simulación y obediencia a los grupos de poder. Por eso importa, como dice Javier Valdez, el periodismo de investigación.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

 

 

Related posts

LA CORTE DE LOS MILAGROS

RELEVANTE MX

Ganzón dedicado a

RELEVANTE MX

Peña Nieto al banquillo en Nueva York

RELEVANTE MX

Leave a Comment