COLUMNAS

Confianza, elemento fundamental para el desarrollo y crecimiento económico

Víctor Barrera 

El día de ayer el procedente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, adelanto que será el próximo lunes cuando el titular del Ejecutivo de a conocer el tan nombrado Plan de Infraestructura, que debería haber sido presentado el mes de octubre del año anterior, con el objetivo de reactivar la economía mexicana. 

Quizá se podrá señalar que de haberse instrumentado hace un año, la crisis económica que ahora vivimos seria menos profunda, pero nunca es tarde para aplicar estrategias que permitan el desarrollo de la economía, entonces ahora, los empresarios esperan que este programa sea tal y cual se ha hablado con López Obrador, y que no exista ningún cambio de último momento, como suele hacer el titular del Ejecutivo. 

De presentarse, sin ningún cambio, permitiría que el capital privado invierta en todos los sectores del país, sin ninguna restricción, con el objetivo de alentar y fortalecer el sistema productivo del país, lo que generará los empleos necesarios para disminuir el alto índice de desempleo existente en el país, y se logrará desarrollar aún más sectores de importancia no solo para el desarrollo económico sino también para el científico y modernizar otros que lleven a México nuevamente en los niveles de ser una potencia en América Latina. 

Repito, los empresarios esperan que no halla ningún cambio al proyecto establecido que aliente la inversión privada, que es la que genera el mayor número de empleos en el país, y permita generar ganancias que se convertirán en beneficios no solo para los empresarios sino también para los trabajadores a través de una mejora en sus salarios. 

Todo esto podrá traducirse en un mayor consumo, los mexicanos tendremos dinero para comprar no solo lo necesario, sino un poco más, las empresas tendrán dinero para invertir y producir productos que podrían ser exportados y el gobierno tendrá dinero que recaudará a través del cobro de impuestos. 

México podrá el próximo año revertir en gran medida esta crisis que vivimos este año y logrará obtener números positivos, pero para ello solo se necesita el elemento más importante, la Confianza, de parte de los empresarios para el gobierno y viceversa de lo contrario no podremos avanzar. 

De no existir la confianza, entonces la inversión productiva no se recuperará en todo el sexenio y en el futuro del país a corto y mediano plazo, la cual es, precisamente, lo que más ha golpeado este gobierno. 

Hasta ahora, la mayoría de las decisiones en materia económica que ha tomado la administración federal han ahuyen­tado las inversiones, nacionales y extranjeras. 

Si sumamos que durante sus conferencias por la mañana, López Obrador toma muchos minutos en atacar a la inversión privada lo que son el freno a la inversión, la cual muestra una muy lenta reactivación. 

De su caída máxima de 38.7 por ciento en mayo pasó a un menos 25.2 por ciento en junio y aunque es probable que esa cifra disminuya, se ve poco probable que veamos datos positivos de inversión en lo que resta de este año. 

Esperemos que el Presidente de la República no insista en poner límites a la inversión privada, en seguir aprobando inversiones con votación popular y en seguir cambiando las reglas, la inversión no se reactivará. 
 

Pero será el lunes próximo cuando veremos si en realidad López Obrador trabaja para todos los mexicanos o para un proyecto político únicamente. 

Related posts

La obediencia a ciegas da resultados, el tiempo dirá si son positivos o negativos 

RELEVANTE MX

La responsabilidad de mantener a flote la economía del país recae en la administración federal 

RELEVANTE MX

CIRCUITO CERRADO

RELEVANTE MX

Leave a Comment