COLUMNAS

Puede ocultarse la voz que instruye, pero no el puño que golpea

Diógenes el Cínico

Jesús Ramos

Puebla es pieza clave en el tablero político nacional, de tal suerte que lo que ocurra, se diga, se escriba, se agreda, se rumore o se desasee trascenderá las fronteras del estado, siempre ha sido así, el suelo poblano es un libro abierto que gusta de leer con interés el as de oros en turno.
El reporte del área de análisis de la presidencia de la república es un documento que debe detallar por qué se odia en Puebla con tanto cinismo a AMLO, a la alcaldesa Claudia, Nancy, Nay, Karina, José Juan, a los opositores todos del régimen dominante aun siendo de la misma cuatroté y por qué esos mismos trapecistas sexenales le queman tantos cucuruchos de incienso a la jefatura del estado en sus espacios de opinión.
Tratar tan bien a uno en especial y apabullar al as de oros federal no encierra mayor misterio, diría que ninguno. En gran medida los tonos anímicos de la familia de Palacio Nacional, respecto a Puebla, son resultado de lo que aquí trasciende en lo político y mediático.
Chente Fernández canta una canción padrísima: “Mijita, de tu rancho a mi rancho nomás los suspiros se oyen”. A los oídos de la pareja presidencial por supuesto que llegan los quejidos de las políticas incómodas, los suspiros de los varones atacados, los lamentos de las ediles agredidas y naturalmente las arbitrariedades cometidas por el arbitrario.
Gutiérrez Müller además de escritora es periodista. En Puebla se curtió en ese quehacer. Persiguió la noticia, grabó entrevistas y redactó para medios de comunicación local. Quienes somos de su época la recordamos con su libreta de taquigrafía en mano. Claro que sabe interpretar las razones de por qué aquí la crítica hacia su esposo se la dan a secas, y al poder estatal local se la dan con amistad, protección, miel, justicia y gracia.
Jesús Ramírez igual es periodista de origen, y además de escritor y brazo derecho del presidente es docto en descifrar la sospecha, la intriga, no creo que sea de los que compren gato por liebre. Si por aquí a su jefe le tunden en peor dosis que a Genoveva y a la alcaldesa de la Angelópolis es porque las amistades de primer nivel son de mentiras y sus enemigos poblanos de las mismas esferas son de verdad.
La saña con que los misóginos trapecistas sexenales ultiman con letras de odio al presidente de los mexicanos, por recortes presupuestales o lo qué sea, es similar al veneno que avientan a las mujeres que estorban al poder estatal, y claro que esa furia descargada es un caudal tan abundante e incontenible que sobrepasa las compuertas poblanas.
Müller cultiva una bonita amistad con Esparza y la Buap, amistad diametralmente opuesta a la que sostiene con el poder del estado. El argumento de la sangre pesada tiene parecido con las versiones del Coco, se niega pero existe, y la primera dama responde a esa pesadez con el lenguaje de la distancia.
Ella visita Puebla con singular frecuencia pero evita sociedades que le echen en hombros cargas negativas. Ese sería un temazo para un trapecista sexenal de arrestos: “Gutiérrez Müller, un año de marcar su raya con la Puebla de Zaragoza”. Resulta obvio que Beatriz eligió acuciosamente a sus amistades poblanas y en ella no caben los que se supone deberían caber.
El sol no se tapa con un dedo. Se observa en los medios y las redes sociales que la pareja presidencial es especialmente susceptible a la crítica, hoy mismo vela armas con 650 intelectuales que ven bajo asedio la libertad de expresión.
Si alzamos la vista un poquitín podemos observar que abrió otro frente con el periódico Reforma, uno más con El Universal y el más escandaloso de todos el de Loret y Brozo, y mientras los de aquí en canto romántico le entran a la defensa del tabasqueño, en la realidad los trapecistas sexenales –antier marinistas, ayer morenovallistas y hoy de este régimen– ahogan a AMLO y a los cuatroté local con ríos de tinta y rencor inocultable.
En qué cabeza cabe golpear al mecías con los mismos puños que disminuyen a la 4T, los mismos con que atacas a tus opositores, los mismos con que impulsas a Mario Delgado, los mismos puños misóginos con que agredes a las mujeres, que son los mismos puños manchados de tinta, vomitivos de furia, al servicio de sabemos quién.

Related posts

A los de bata blanca que partieron, y a los que aún ofrecen su vida, siempre Gracias!

RELEVANTE MX

PASADO QUE SE QUIERE HACER PRESENTE

RELEVANTE MX

El poder militar, financiero, mediático de EE UU decidirá si Trump o Biden

RELEVANTE MX

Leave a Comment