Relevante MX
COLUMNAS

La casta, el valor de ser Mujer en tiempos oscuros

Socrro Valdez Guerrero

¡Los están salvando ellas, sí ellas! Esas madres, esas hermanas, esas esposas, las abuelas, las doctoras, las enfermeras. ¡Las mujeres en su hogar! Ellas que saben de paciencia, de agotamiento, de sufrimiento y no se quiebran.

Son ellas, esas mujeres acostumbradas al desvelo. A no doblarse, y a que aún enfermas, enfrentan lo peor. Es a ellas, a quien hay que agradecer, ¡no más muertos! Han salvado vidas con sus remedios, con sus ganas, con su puntualidad para dar los medicamentos y con su rigor para no permitir que se pase uno solo o que él, no los quiera o quiera abatirse y no los dejan.

Sí, son ellas, de rostros ocultos, que a pesar de adultos, los atienden y tratan como niños para salvarlos. Son ellas las que le han ganado la batalla al virus, al contagio, a la enfermedad, a la ¡Muerte! Ellas, que como mi amiga Susy, a pesar de su cansancio, no se doblan ni se dan por vencidas, y si lo hacen, ¡enfrentan!

Son ellas, que aunque se vean vulnerables, y se abatan, sacan adelante a su hijo, a su esposo, a su hermano, a su padre, al varón. Ellas que han demostrado a él, a ellos, a esos obligados de la salud, que pueden salvar la vida aún grave y cerca de la muerte.

Son ellas las que se enfrentan a la parca; las que se ponen al tú por tú, con la huesuda para arrancarle a quien aman. Son ellas, las primeras en demostrar que los pronósticos de ellos, eran errados y ¡mentira!, porque no son más muertos de la tercera edad, de enfermedades crónicas ni los que comían “chatarra” ni más mujeres, sino los que no tenían ni tienen, buen diagnóstico, atención oportuna y eficaz. Tampoco buen manejo de la enfermedad o buen seguimiento del contagio.

Ellas, les demostraron que mueren a quienes les diagnostican sólo gripe, y es ¡COVID! Aún jóvenes y sanos. Aún deportistas. Fallecen, más ellos, los que no se quieren ver vulnerables ante una enfermedad, un contagio.

Ellos que no quieren ir a un hospital, al doctor del barrio o tomar medicamento. Mueren los renuentes y necios a ser atendidos, a quedarse en casa y trabajar. Fallecen los que no se protegen y contagian, porque no cuidan. Mueren quienes se abaten y prefieren “tirar la toalla” y resignarse a caer en las manos de “La Muerte”.

Han fallecido muchos que no son la tercera edad, son jóvenes, sin vicios, en edad productiva. Y se han salvado esos, aún ancianos aquellos que al principio unas autoridades de salud, los condenaron a muerte. Los obesos, los diabéticos, los asmáticos, los hipertensos o con cáncer.

Y se han salvado muchos, gracias a ellas, al ahínco, a sus ganas de quitárselos a la muerte, aún con todo en contra. Son casos que ahí están. Son casos que salvan mujeres mexicanas que nos se doblan, y si se doblan, ¡enfrentan! Aún contagiadas, aún con COVID.

Eres tú, sí, tú mexicana a la que debemos la vida, a la que agradecer que muchos de ellos, sigan ¡Vivos! A la que honrar, porque tu familia, tú hogar, no sufre más que la enfermedad y el olvido gubernamental, y no padece ¡Luto! Por eso tu, sí, también tú hombre que quieres a tu familia, no te abatas, ayúdalas, déjate atender, no les hagas difícil la travesía.

Por tí, mujer. Por ella, por mis amigas, por conocidas y desconocidas que los han salvado. Y a tí, de nuevo, a tí, te conmino a que contribuyas, a que las apoyes, a que las respaldes, y evites que tu muerte las ¡Haga doblarse!

Obtener Outlook para iOS

Related posts

Apocalipsis de un gobierno izquierdoso. Parte 3 y última

RELEVANTE MX

Negacionismo Nacional 

RELEVANTE MX

No ma….rche señor presidente, mejor póngase a trabajar 

RELEVANTE MX

Leave a Comment