Relevante MX
COLUMNAS

El sector energético sigue siendo el lastre más pesado para los mexicanos

Víctor Barrera

Andrés Manuel López Obrador sigue insistiendo en que no acudirá a los bancos internacionales a pedir un préstamo para poder salir de esta crisis económica en la cual hemos caído y que una parte corresponde l a la pandemia del coivd-19. Pero otra corresponde, y debe asumirlo, a las malas decisiones que este gobierno ha tomado.

Desde este domingo a insistido en señalar que su política económica ha dado resultados positivos, quizá en un desconocimiento total de los verdaderos resultados o con el afán de no perder popularidad, a pesar de conocer el desastre en el cual se ha convertido nuestra economía

“ Nosotros la estamos enfrentando bien /al referirse a la crisis económica) sin endeudar a México, sin empobrecer a nuestro pueblo. Estamos aplicando una fórmula que no ha dado muy buenos resultados, la vamos a patentar, economía moral hecha en México! Ha subrayado López Obrador.

Sin embargo estas decisiones han dejado un incremento en la pobreza, desempleo, pero lo peor es que la forma en la cual esta manejado los recursos que servirían para amortiguar la caída económica, las aplica a Petróleos Mexicanos (Pemex) a pesar que en los dos años de su administración esta paraestatal resulta el mayor lastre para nuestra economía.

Aplaudimos la decisión de no querer endeudar a México, pero cuando es necesario y con una política económica y fiscal bien planeada un préstamo puede ser la solución a los problemas que enfrentamos y seguiremos enfrentando sino se reactivan los sectores productivos y se colocan en productividad y competitividad a nivel internacional

La paraestatal más importante del país, Pemex y el sector energético en general, no han demostrado ser el eje que permita construir un desarrollo para el país, lamentablemente Rocío Nahle, secretaria de energía, y los directores generales de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el agrónomo Octavio Oropeza Romero y el licenciado Manuel Bartlett Díaz, respectivamente, caminan en un sentido contrario al desarrollo del país, perjudicando cada día que pasa al sector energético y volviendo lo en un agujero difícil de llenar, en el caso de Pemex y un monopolio que no tiene la oportunidad de abastecer la necesidad grande que tiene el país para desarrollarse.

Veamos, ayer se dieron a conocer dos noticias relevantes, la primera que se refiere a Pemex donde se informa que la producción de petróleo de Pemex tuvo un promedio de 1 millón 595 mil barriles por día durante julio.

Cifra que representa una reducción de 10 mil barriles respecto a las cifras de junio y es el monto más bajo desde 1979, hace 41 años.

Esto significa que estamos lejos de las metas de producción que se habían propuesto el año pasado. Se esperaba que a estas alturas del año ya se estuvieran produciendo más de 1.8 millones de barriles por día.

Pero el desastre va más allá. En el mismo lapso se produjeron solo 156 mil 700 barriles diarios de gasolinas, 24 por ciento menos que el promedio de 2018.

Las exportaciones de petróleo fueron de 1 millón 51 mil barriles promedio por día. Fueron 127 mil barriles menos que en abril

Esto a pesar de que el gobierno federal ha inyectado en varias ocasiones una cantidad enorme de recursos y los resultados no cambian los números rojos, es decir, las pérdidas que registra, la que anteriormente fue por muchos años el principal aporte de ingresos para el gobierno federal crecen cada día y no hay recurso que alcance para detener esta hecatombe económica.

Los números señalan que los pasivos totales de la petrolera mexicana crecieron 10 por ciento a 3.88 billones de pesos, empujados por la deuda de corto plazo que aumentó 27 por ciento, con un costo financiero que creció 23 por ciento. La reserva de beneficios a los empleados se disparó 35 por ciento a 1.45 billones de pesos durante 2019.

La deuda financiera de 36 millones de dólares subió a 105 mil 200 millones de dólares.

En tanto a CFE, la noticia es que su director general negocio una mejora laboral para los trabajadores sindicalizados, que tiene más tintes político –electorales que económicos

Estas negociones para el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), que suman 60 mil trabajadores, les permite reducir 10 años para poder jubilarse, para que adquieran este derecho únicamente con 25 años de trabajo

Así las mujeres podrán jubilarse con 25 años de servicio sin importar su edad y para los hombres se establecen 55 años de edad o 35 años de servicio sin importar su edad.

De acuerdo a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) estos beneficios representan un punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB) que serán cargados al erario público, es decir saldrán de los impuestos que los mexicanos pagamos.

De esta manera son las formas y las acciones que esta administración federal realiza, a favor no de todos los mexicanos, solo de un grupo pero a costa de todos.

Related posts

¡Ya Tengo Mi Gallo!, Es de Espolones Zacatecanos 

RELEVANTE MX

Pánico en el país, angustia en Sonora

RELEVANTE MX

Ya es tiempo que trabaje la administración federal para evitar mayor inflación 

RELEVANTE MX

Leave a Comment