Relevante MX
COLUMNAS

Arturo González Cruz, el alcalde incómodo para AMLO

Laberintos del Poder

Emilio Trinidad Zaldivar

En las traiciones, golpes bajos, conductas falsas o hipócritas, hemos visto inmiscuidos a varios integrantes del gabinete del Presidente López Obrador, que sentados con él se saludan, se abrazan, se emplazan para verse -lo que nunca sucede- y ya en la calle, urden maniobras de todo tipo para desacreditarse, para exhibes unos a otros.

Así sucedió previo a la salida de Germán Martínez del IMSS, luego vino la renuncia del titular de Hacienda, siguió la del responsable de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes, y uno que otro de menor nivel pero también por razones de las intrigas palaciegas.

Hoy vemos que en Baja California, donde Jaime Bonilla busca afanosamente sacar al estado de la tragedia en la que lo dejó Francisco “Kiko” Vega, es objeto de grillas desde el Palacio Nacional, donde Julio Scherer Ibarra, Consejero Jurídico, y Alfonso Romo Garza, Jefe de la Oficina de la Presidencia, orquestan golpes bajos en contra de él buscando debilitar su gobierno y de paso, fortalecer a quien ellos quieren sea el próximo gobernador.

Se trata del alcalde de la ciudad de Tijuana, Arturo González Cruz, a quien ellos apoyaron para que fuera candidato y ganando, asumiera el gobierno de esa importante y estratégica plaza.

El presidente municipal tiene escasa buena fama pública. Lo subieron a Morena sin ser de ese partido y hoy estos hombres del tabasqueño lo quieren impulsar por la libre para competir y ganar la gubernatura, sin considerar la opinión del Ejecutivo estatal.

Este personaje oscuro, se ha conducido en los excesos que le han permitido ser un empresario algo exitoso, y abusando de su encargo, tiene a los dueños de cabarets de la zona norte o zona roja de Tijuana, entregándole su cuota mensual de bastante dinero por permitirles funcionar, tener trabajadoras sexuales y claro está, comerciar droga.

Con frecuencia y ya entrada la noche, González Cruz es visto conduciendo su Maserati con placas de California, ir a la calle Coahuila de la zona norte para ver cómo van los negocios que le dejan una buena tajada, y mes con mes, en esa calle parece que recibe el “paquete” de lana que le entregan los dueños de prostíbulos, custodiado por un numeroso grupo de escoltas del ayuntamiento.

Al alcalde de Tijuana le gusta que sepan que es rico y presume de su cercanía con Scherer Ibarra, Alfonso Romo, César Yáñez y la defensa Rafa Yeidkol Polensky, y con eso cree asustar al gobernador Bonilla, que quiérase o no, goza de la confianza de Andrés Manuel López Obrador.

Arturo González Cruz tiene poca experiencia política y cuando en años anteriores quiso incursionar en esa actividad como candidato a senador en 2006, con los colores del PRD, fue vencido y su campaña un fiasco.

Después de ese fracaso, decidió regresar a lo suyo, a los negocios y se conformó con ser el gerente del Club Campestre de Tijuana, un exclusivo lugar para los ricos de la localidad.

De política ni sabe ni aprende y hoy en su ambición de suceder a Jaime Bonilla -con el apoyo de los pesados personajes mencionados- pretende hacerse de la candidatura de Morena al gobierno estatal.

Sería interesante saber que piensa el Presidente de las frecuentes visitas a Tijuana de Scherer Ibarra, Alfonso Romo y Cesar Yáñez, para impulsar su candidatura por la vía libre y sin el consenso del gobernador que debería ser tomado en cuenta.

El alcalde fue citado hoy 24 de agosto en las instalaciones de la Secretaria de Gobernación, para entrevistarse con el subsecretario Ricardo Peralta, donde le anunció una serie de hechos que van en el video que acompañará esta nota de declaraciones de él, y de los que dice que además de falsos, fueron en tono de amenaza.

En esa reunión en Gobernacion, González Cruz afirma que Peralta le advierte que existía una investigación en contra de su secretario por la “venta de un decomiso”, dejando claro que el supuesto dinero obtenido de esa venta, serían utilizados para su campaña.

El aún alcalde dice en el video que ni está en campaña ni hubo tal decomiso. Es falso, asegura, y responsabiliza al subsecretario, a sus colaboradores y al mismo gobernador Bonilla, de los ataques de que es objeto y “que buscan desestabilizar la buena marcha de su municipio”.

Lo cierto es que se la pasa en gira de “promoción económica”, buscando hacerse de recursos para su clara campaña y aspiración a gobernar la entidad.

Va por la libre. Con el apoyo de perversos y cercanos colaboradores del Presidente.

Poco va a lograr pero está generando con sus sucios negocios y comportamiento, un clima adverso al partido Morena, que con Jaime Bonilla gobierna Baja California.

——000——

emiliotrinidad6131@gmail.com
emiliotrinidad61@hotmail.com

Twitter: @emtrizal61

Related posts

El 68 y algunos de sus protagonistas; su lección no la aprendimos

RELEVANTE MX

La legitimidad del narco

RELEVANTE MX

Cinco años con excusas para cubrir su incapacidad y caprichos, ¿Ahora qué sigue? 

RELEVANTE MX

Leave a Comment