Relevante MX
COLUMNAS

El México de los 70 que quiere revivir López Obrador

Víctor Barrera

La división de poderes y los logros que alcanzo la sociedad civil para establecer organismos autónomos o descentralizados que vigilaran la administración federal en turno y que costo debates y recursos públicos ahora empiezan a desaparecer bajo el pretexto de la instalación de la Cuarta Transformación (4T) proyecto que pretende implementar el titular del ejecutivo.

López Obrador ha iniciado un cambio de estos organismos argumentando que poco han servido y que son muy costosos para el erario público y que las regulaciones, normatividad, leyes completas, que dieron a su origen no tiene un sustento.

Asegura que al contrario de lo que la izquierda mexicana y organizaciones sociales propusieron con la creación de estos órganos supervisores no sirve de nada y le parecen a López Obrador solo una traición al pueblo y al país.

Con estos argumentos se dio precisamente la desaparición de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), como órgano autónomo para someterla a la estructura de la Secretaria de Energía, donde su actuar estará precisamente bajo la visión de la titular de la dependencia, Rocío Nahle.

Ahora ante la pandemia sanitaria, López Obrador realiza una propuesta donde propone, en aras de la austeridad y ahorro, que algunas comisiones descentralizadas y autónomas se integren a la estructura de la Secretaria de salud y específicamente bajo las órdenes de la subsecretaria, donde el titular es el Dr. Hugo López-Gatell.

Esta propuesta, de ser aceptada, integrará direcciones generales de mayor envergadura, pero sobretodo comisiones como la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) o la Conadic (Comisión Nacional contra la Adicciones).

Esto solo demuestra que su proyecto, más que transformador es estatista donde precisamente la administración federal decidirá el proceder sin tener en frente un organismo que pueda supervisar y en su caso defender a la sociedad de malas decisiones.

Esta propuesta aplasta la ley, pasa por encima de ella sin respeto ni recato. Los organismos desconcentrados en salud, los asume, absorbe y domina la autoridad federal.

Esta visión solo retardará el trabajo de la burocracia por la cantidad de personal que trabajara ahora en estos organismos, es decir los especialistas que tenían la labor de aprobar, revisar y en su caso aprobar patentes farmacológicas, vigencia de registros de todas las medicinas, ya no estarán y serán sustituidos por un grupo de trabajadores más encasillados a un trabajo administrativo y no científico.

El presidente, da un paso atrás, de por lo menos 25 años y la burocracia hará aún más lento su labor, también por causas de falta de recursos y lo que también se había logrado que beneficio no solo al consumidor sino también permitió una competencia en la industria, servicios, comercio para confinarlo a una ventanilla burocrática.

Ojalá y estos procesos que realiza esta administración no conlleven resultados que se intentaron erradicar del país, donde y los procesos de aprobación se solventaban con un “apoyo” para acelerar estos tramites.

Related posts

El Señor don Lencho…

RELEVANTE MX

PRÓXIMO REGRESO A CLASES

RELEVANTE MX

El avestruz azul

RELEVANTE MX

Leave a Comment