Relevante MX
COLUMNAS

Piensa Mal

De memoria

Carlos Ferreyra Carrasco

Ése viejo sabio que fue mi padre, don Alfonso Ferreyra León, repetía cuál mantra sagrado: piensa mal y acertarás.

No era un ser desconfiado, al contrario, pero siempre llevaba en la mente su divisa: piensa mal…

Si no fuese evidente que soy parte interesada, afirmaría sin dudar un momento que mi padre nunca se equivocó. Lo que no lo eximió de verse víctima de gente a la que tendió la mano y agarraron hasta el codo.

Un cuñado, el tío Leopoldo hermano de mi madre, doña María Elena Carrasco Sandoval, estuvo de alguna forma entre los funcionarios asignados al combate a la fiebre aftosa.

Confianza traicionada pero insuficiente para ocasionar una ruptura familiar.

Como se ha dicho, la fiebre aftosa fue una promoción gringa para la venta de leche en polvo sobrante a las tropas en la Segunda Guerra Mundial.

Para indemnizar a los ganaderos había una cuota diferencial, raza, peso y otras características bovinas. Eso, de parte de la Comisión Nacional para la Erradicación de la Fiebre Aftosa que controlaban los representantes sanitarios yanquies.

El precio final en manos de los mexicanos, era parejo como si todos los animales fueran cuernilargos, de escasa producción lechera y nulos para el beneficio de la carne.

Fijaron una cuota de 300 pesos por animal, incluyendo crías en caso de haberlas, lo que representó ganancia inmediata para los locales. Los gringos, entretenidos en la aplicación del rifle sanitario, no hicieron mayor caso del asunto.

Grandes y sorpresivas fortunas surgieron al calor de la Aftosa. Mi padre, varios vecinos nuestros, fueron así robados. Sin compasión ni consideraciones amistosas o familiares.

La moral no estaba de moda, salvo en la expresión del general potosino de apellido Santos: la moral es un árbol que da moras.

Lo he narrado antes, ví a viejos y curtidos hombres de campo, muchos de ellos con historias violentas, siempre con el arma en la cintura, mirar con ojos rasados en lágrimas como masacraban a sus adorados animales.

Cómo muchos caían a la gran fosa todavía pataleando, vivos, enterrados en cal y cubiertos por toneladas de tierra.

Es sólo un episodio entre los muchos en que la gente, el pueblo en general, es víctima indefensa. Viene a cuento hoy por nueva plaga y el eterno manejo vía exterior.

Estados Unidos anuncia descaradamente que más de cien millones de vacunas contra el bicho fatal, estarán disponibles en ese país en fecha no determinada.

Solidaridad… su abuela, America primero, dice el lema de Trump en cuyo sur un gobierno desprevenido, incapaz e insolidario, anuncia la participación mexicana en la elaboración de la vacuna.

Los argentinos proclaman la paternidad de la fórmula y de paso informan que en México se envasará y se empaquetará la vacuna.

Los que llevarán a cabo la tarea, son los laboratorio AztraSéneca una universidad y Carlos Slim. De la administración o del gobierno mexicano, ya presumirán sin haber aportado ni dinero ni mucho menos esfuerzo alguno.

Piensa mal. Los participantes no son la madre Teresa. Han recorrido el mundo siempre tras un negocio. Lo que deje ganancia, pues.

La aparente actitud solidaria, pronto chocará con la realidad. Y esta por definición, implica una cierta ganancia. Así será, puede ser que en primera y utilitaria función electoral, haya distribución masiva.

Cooptado el mercado y sin competencia, después se liberará el producto y tendrá un precio que habrá de compensar las maniobras político sanitario electorales del actual gobierno.

Los dos López, piensa mal…

Related posts

SE COMENTA SÓLO CON… EQUIVOCACIÓN

RELEVANTE MX

El año que no existió

RELEVANTE MX

MAL Y DE MALAS

RELEVANTE MX

Leave a Comment