Relevante MX
COLUMNAS

Abrir investigaciones que se mantiene en el sector comunicaciones principal tarea del nuevo titular de la SCT


Víctor Barrera

La salida de Javier Jiménez Espriú al frente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), puede ser un elemento que permita abrir otro frente para llegar a Enrique Peña Nieto en cuanto a los presuntos actos de corrupción que ocurrieron durante su administración.

Esto porque durante la permeancia del ahora ex secretario, no se iniciaron las investigaciones ante las denuncias presentadas por la Unidad de Investigación Financiera (UIF), cuyo titular es Santiago Nieto, que ante la Fiscalía General de la República había interpuesto un par contra funcionarios cercanos a Gerardo Ruiz Esparza; específicamente, por las irregularidades cometidas en las contrataciones de proyectos carreteros, las cuales se mantienen vivas a pesar del fallecimiento de quien sería el máximo responsable de estas adjudicaciones.

Investigaciones que podrían derivarse otro caso que se ha ido olvidando y que quizá es tan importante como el caso Odebrecht, y es el de la empresa española OHL que involucra a personajes como el antes mencionado, a su hijo Gerardo Ruiz Dosal y, por supuesto, el grupo que presidía en España Juan Miguel Villar, además del exjuez Baltasar Garzón, abogado de Emilio Lozoya, junto con Antonio Navalón

Más que la brasileña Odebrecht, la española OHL se convirtió en el símbolo de la corrupción de Enrique Peña Nieto, no sólo en la Presidencia de la República, sino durante su gubernatura en el Estado de México

También se espera que este cambio y la entrada del ejecito y la Marina para administrar los puertos alcance al ex coordinador de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teresa, a quien se le encomendó en ese entonces la tarea de modernizar los 16 puertos federales del país, con un presupuesto de 76 mil millones de pesos.

Con Ruiz de teresa se vería involucrado su amigo personal el ex senador Emilio Gamboa Patrón, a quien se le ha señalado que antes de ser adjudicado cualquier proyecto, del sector comunicaciones, pasaba por su escritorio y era precisamente el político Yucateco quien daba el visto bueno.

De esta forma esperaríamos que los expedientes que tienen la UIF y la FGR sobre el sector de Comunicaciones y Transportes del gobierno pasado, en especial de los personajes más cercanos al ex secretario Gerardo Ruiz Esparza, políticos y empresariales, puedan abrirse para llegar a las últimas consecuencias con relación a la corrupción que prevaleció en la administración anterior.

Related posts

Space y Twitter, ¿flor de un día?

RELEVANTE MX

PUEBLA-BARBOSA GOBIERNO RAPAZ

RELEVANTE MX

Fonatur empodera a Alcaldías de Morena

RELEVANTE MX

Leave a Comment