Relevante MX
COLUMNAS

Visitando ando

Gansadas

Carlos Ferreyra Carrasco

En su visita a Washington, nuestro amado presidente tiene en la manga una carta con la que no cuenta el mandatario imperial.

Andrés Manuel López Obrador ha mostrado una incultura que va más allá de la media. Buenas muestras son sus exaltaciones a la creación de México país hace diez mil años, y su exigencia de una disculpa al actual Reino de España por las atrocidades cometidas en la invasión a Tenochtitlán por los soldados del Reino de Castilla y León.

Que como toda buena ocupación de tierras de conquista los invasores cometen toda suerte de crímenes y de crueldades, no hay duda. Imaginen a Estados Unidos pidiendo mediante oraciones la entrega del Cara’e piña en lugar de llegar, arrasar con el barrio de El Chorrillo, habitantes incluidos.

Los ejemplos históricos son infinitos y se pueden mencionar los conquistadores galos, británicos, asiáticos y entre estos desde los tiempos del temido Kublai Kan.

Imagino que en un duelo de temas culturales Trump y López no podrán liar más de un par de frases. No de ideas porque los dos van por las expresiones que sorprendan a públicos tan incultos como ellos mismos.  

Me refiero y aquí pueden envolverse en la bandera morado camote cuando diga que, en mi concepto, la referencia es tanto al pueblo gringo como a los nativos Mexicanos.

Representará a México, dice el señor López “con dignidad… Y decoro”. En el caso de que comprenda bien el significado de las dos palabras, nuestro mandatario dispone de todos los ases de la baraja. Y puede y debe usarlos.

Dejó fuera dos temas que podrían incomodar al anfitrión: el TLC ahora aprobado con otro nombre y en el que los canadienses ven su exclusivo interés y por tanto no se enganchan.

Y los ataques temporalmente suspendidos contra México y los mexicanos drogadictos, crimínales, flojos y demás prendas a cargo de los discursos de Trump. Hoy los necesita para su reelección. Hasta sonreirá a López cuando lo envíe en vil pesero a alojarse a un hotel de la cadena Inn.

En la plática entre los getifaltes el del sur podrá sacar de su manga los ases y virtualmente atropellar al norteño con su conocimiento enciclopédico del que en aquel lado y pronto en éste conocen como El Rey de los Deportes.

Si, el béisbol o baseball en idioma local. Tres estadios, promedio de 500 millones de pesos cada uno, creación de López y un ex jugador de las ligas yanquies en despacho vecino al del presidente en el Palacio Virreinal a cargo de una institución oficial de reciente formación, encargada de todo lo relativo al manejo, promoción y control de organizaciones, equipos y jugadores de tan, hasta ahora, limitado ejercicio deportivo.

Allí sí, y sobre aviso no hay engaño, López podrá ponerle una bailada de perros al señor Trump. Con dignidad y decoro, al regreso del Patricio al solar nativo, podremos aplaudir, festejar y gritar a coro que México se ha cubierto de gloria.

Y en lo íntimo, en casita y con los suyos, cada ciudadano fijar con letras de oro en su corazón esta fecha en que nuestra Patria humilló al imperio.

Así sea…

Related posts

Los excomulgados

RELEVANTE MX

Campañas, campañitas y campañotas contra Ignacio Morales

RELEVANTE MX

Lorenzo contra sus fantasmas: el populismo de Córdova (1)

RELEVANTE MX

Leave a Comment