Relevante MX
COLUMNAS

Pueblo bueno y pueblo malo

Eduardo García Anguiano

 

La pandemia y sus postrimerías convertirá al pueblo bueno en malo al beneficiar a la delincuencia organizada.

 

Por su capacidad adquisitiva el pueblo bueno continuará consumiendo en el mercado formal, no así el de menor capacidad de compra, pues sus menguados ingresos lo orillarán acudir a los mercados negros, veamos de qué forma:

 

Contrabando y “piratería”. – El contrabando y la “piratería” se incrementarán por su menor precio y sin el pago de impuestos. Parte del pueblo bueno se convertirá en vendedor de productos de contrabando y “piratería” ante la falta de empleo.

 

Compra de hidrocarburos. – La adquisición de combustibles continuará ya que las gasolinas finalmente no bajaron de precio; otra parte del pueblo bueno se convertirá en “huachicolero”.

 

Adquisición de armas. – Se comprarán más armas ilegales para la auto defensa, pues 2020 registra el índice delictivo más alto en homicidios dolosos y feminicidios y al momento, no se perfila una política nacional que los disminuya.

 

Pago a “polleros”. – Quienes desean llegar a Estados Unidos de América pagarán más a traficantes de personas para lograrlo, pues sus servicios han incrementado su precio debido al cierre parcial de la frontera norte de México.

 

Trata de personas. – Los migrantes estacionados en el norte del país han elevado la demanda del fenómeno de la prostitución, esto trae consigo el aumento en la trata de mujeres y la corrupción de menores que ofrece la delincuencia organizada.

 

Narcomenudeo. – Las drogas ilícitas seguirán comprándose en el mercado negro a pesar de su incremento en precios, pues no hay política nacional que busque contenerlas y parte del pueblo bueno, al no tener empleo por el cierre de empresas, terminará de narcomenudista.

 

El pueblo malo continuará beneficiándose de los bienes y servicios de la delincuencia organizada e incrementará su presencia en ella; por lo que las denuncias tenderán a reducirse y la situación de inseguridad crecerá.

 

Perseguir al crimen organizado es deber del gobierno federal, sin embargo, en medio de la pandemia no se ve una política sólida que busque cumplir dicho deber.

 

El escritor y filósofo Cicerón expresó: “En medio de las armas, las leyes enmudecen.”

 

secretariadoejecutivo1313@gmail.com

Related posts

EE. UU.: diplomacia intervencionista en México…, como siempre

RELEVANTE MX

RUMORES

RELEVANTE MX

LAS COSAS NO LE CUADRAN

RELEVANTE MX

Leave a Comment