Relevante MX
MÉXICO

México en la Nueva Normalidad Económica Mundial

Víctor Barrera

México empezara a reactivar sus sectores productivos con el objetivo de  rescatar para la segunda parte del año un crecimiento económico de por lo menos 2 por ciento, de acuerdo a los dichos de Andrés Manuel López Obrador, quien  asegura que los pronósticos de analistas nacionales y extranjeros de señalan una caída de nuestra economía entre el menos 7 por ciento y el menos 14 por ciento.

Pero para alcanzar ese crecimiento de 2 por ciento que interés era calificado como mediocre por el propio López Obrador, debe establecer una estrategia económica que nos coloque en los ojos del mundo como una economía totalmente abierta y de libre comercio.

Donde los inversionistas tendrán las facilidades y la seguridad de que sus inversiones dejaran  ganancias importantes y que nuestra economía tendrá la oportunidad de obtener  un grado de inversión entre los bancos mundiales para acceder a créditos que  nos empujen más rápidamente para salir del bache donde el mismo López Obrador y el Covid -19 nos han dejado.

Esta hazaña tendrá que podrá realizar si se da  un verdadero golpe de timón  a la nuevo modelo económico implantado por  el ejecutivo federal, donde la austeridad y el ahorro son los elementos claves para terminar con la corrupción  y los viejos vicios de la clase política que  al lado de la clase empresarial  destino a México a un neoliberalismo terrible.

Sin embargo, el modelo económico de López Obrador en tan solo 18 meses de gestión ha demostrado que no funciona, porque la corrupción prevalece aun en la nueva clase política, con pensamiento de izquierda pero con voracidad de derecha,  y que nos ha dado ejemplos claros como el de la familia Bartlett, los compadres y amigos de Rocío Nahle, la familia de Luisa María Alcalde y la colocación de políticos multifuncionales en puestos que no tienen idea de lo que tiene que hacer.

Este nuevo modelo económico que se ha dedicado más a realizar tandas  en lugar de proponer una estrategia económica y comercial para que nuestros sectores industria de comercio y turismo logren competir  con los otros del mundo.

El modelo aplicado hasta ahora solo han sumado un mayor número de gente a los sectores de pobreza y pobreza extrema, donde la política laboral es inexistente y no existe una protección a los millones de mexicanos que estuvieron en el mercado laboral y que ahora, para permanecer en este, deben permitir que se les recorte el salario.

Una política laboral inexistente que no le importa que  los trabajadores pierdan sus empleos  aun cuando ganen juicios a su favor.

México sigue  envuelto en un modelo económico hacendario fiscal, donde lo más importante es la captación de impuestos, aun cuando se utilice la amenaza para  realizarlo, un modelo económico que  amenaza a los empresarios de utilizar su brazo financiero, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), para  manifestar que si no se coopera con el pago de impuestos, la “historia negra” de los empresarios podría salir a flote.

Estos pequeños puntos que nos enseñan que el modelo económico pretende ser una economía cerrada, donde el estado sea el principal productor de Energía, y posiblemente de otros ramos como la Construcción, como lo que vivimos el siglo pasado por los años de la década de los 70.

Todo esto nos convierte en una nación que no le interesa a los inversionistas  llegar, por lo que esto atrasara aún más la recuperación económica del país.

El resultado es una nación incompatible con la globalización, con la democracia, con la productividad y con el bienestar social.

Todo esto, que son los resultados técnicos de   especialistas nacionales y extranjeros, pone en riego el desarrollo del país, y coloca a México en tener una calificación mínima degradando a basura la capacidad de crédito del gobierno  de México.

México tendrá que cambiar este modelo económico o de lo contrario la recuperación económica  la tendremos que esperar hasta una nueva administración, esperando que esta sea distinta al partido político que actualmente  gobierna.

Porque Estados Unidos, con quien México  pondrá en marcha el Tratado Comercial denominado  T-MEC. También tendrá una recesión económica, y siendo esta nación el país más importante  en el intercambio comercial de México, solo esperamos que esta recesión repercuta e México en menor media, pero insistimos mientras que exista el modelo actual  será imposible que los mexicanos podamos tener bienestar

Recientemente el Banco de México al entregar su informe trimestral  de inflación y política  monetaria señala de manera tajante

“Para  alcanzar una recuperación  expedita de la actividad económica  al resolverse la contingencia sanitaria, y restaurar  el bienestar de la población, evitando afectaciones de carácter más permanente, es necesario que la economía mexicana preserve fundamentos macroeconómicos sólidos y la estabilidad del sistema financiero, y que se adopten las acciones necesarias en el ámbito monetario fiscal. No obstante, toda vez que  la estabilidad macroeconómica aunque necesaria, no es suficiente por sí sola para generar mayor crecimiento económico”.

Hemos incitado que la poética del bienestar clientelar está condenando a nuestro país a generar mayor pobreza de la existente, por lo que si queremos salir del hoyo donde estamos será necesario  ese golpe de timón, porque no se pueden  aumentar los gastos sociales sin que exista una política fiscal que incentive la inversión y tampoco se puede generar una política energética estatista que solo genera gasto y ninguna ganancia.

 Si en verdad queremos crecer al 2 por ciento,   debe existir un poco de voluntad del gobierno actual para evitar tirar el dinero en tiempos de bajo crecimiento.

Related posts

Dos curas muertos y tres contagiados en una semana, saldo del Covid 19 en SLP

RELEVANTE MX

El presidente por fin informa sobre la compra de medicamentos incluyendo los oncológicos

RELEVANTE MX

The Healthiest Smoothie Orders at Jamba Juice, Robeks

RELEVANTE MX

Leave a Comment