SALUD Y BIENESTAR

BENEFICIOS DE COMER BROTES

María Fernanda Trinidad Hernández

Hoy en día se busca tener una alimentación sana casi a base de vegetales, legumbres, semillas y frutas; es por eso que se buscan todo tipo de recetas o formas diferentes de recibir los distintos nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Una de las cosas que no se toma muy en cuenta, y que en realidad aporta más de lo que uno puede imaginar, son los brotes, ya sea de lentejas, de garbanzo o de cualquier otra legumbre, semilla o grano.

Estudios recientes aseguran que los brotes contienen muchas más vitaminas, minerales y antioxidantes que los vegetales grandes.

Hoy te contaremos cómo hacer tus brotes en casa y porque deberías incorporarlos diario a tu dieta.

1. Vitaminas y minerales. Los brotes te ofrecen una variedad de vitaminas como son la vitamina A, B, C, B1, B6 y vitamina K. También cuentan con importantes minerales para el cuerpo como el fósforo, magnesio, hierro, potasio y calcio. Así como una importante cantidad de ácido fólico y Omega 3.

2. Beneficios para el corazón. Ayuda a mantener la salud del corazón y a evitar enfermedades coronarias.

3. Importante contenido de enzimas. Ayudan a mantener al cuerpo sano y en forma. Deben comerse en crudo para que las enzimas sigan en los brotes y puedan beneficiar a tu cuerpo.

4. Reducen el riesgo de enfermedades crónicas. Estudios recientes mencionan que el consumo de brotes puede evitar ciertos tipos de cáncer como el de próstata y los del aparato digestivo.

5. Brindan un nivel de clorofila increíble el cual ayuda a que las células de nuestro cuerpo puedan tener mayor resistencia y capacidad de regeneración.

7. Estimulan las secreciones del páncreas. Ayudan a un mejor funcionamiento.

8. Facilitan la digestión, evitan el estreñimiento, fortalecen la flora intestinal y contribuyen a eliminar gases.

9. Bajan el colesterol

10. Retrasan el envejecimiento

11. Favorecen al metabolismo

12. Tonifican el sistema nervioso

13. Antioxidantes

14. Fortalecen el sistema inmune

Los brotes sin duda son una excelente forma de consumir nutrientes de una forma natural y deliciosa. Además de que son muy fáciles de hacer. ¿Cómo? Solamente necesitaras un colador y un bowl o recipiente. Primero debes enjuagar las legumbres, semillas o granos. Después deberás dejarlos remojando en agua por un par de horas. Después escúrrelos en el colador y colócalos en un lugar en tu casa en dónde no les de el sol directo pero que si tengan un poco de luz, además que sea un poco húmedo. Durante tres días deberás regarlos como si fueran una planta. Es importante que los cubras para evitar que se llenen de hongos o insectos. Con suerte, al segundo día podrás ver como los brotes van saliendo. Debes esperar 5 días para que las hojitas que van saliendo se pongan verdes. Terminado este proceso puedes conservarlos en el refrigerador en botes de vidrio. Y ¡listo! Podrás comerlos como snack, en una ensalada, o agregarlos a cualquier comida. Este proceso lo puedes hacer con lentejas, garbanzos, soja, almendra, arroz, entre otros. Siempre y cuando estén crudos.

Ahora que sabes lo fácil que es hacerlos y el gran beneficio que brindan a tu cuerpo, no lo pienses dos veces, ¡agrégalos a tu dieta! ¡En verdad son riquísimos!

Related posts

¿QUÉ PASA CON TU CUERPO CUANDO DEJAS DE INGERIR ALCOHOL?

RELEVANTE MX

¿QUÉ LE HACE EL TABACO A TU CUERPO?

RELEVANTE MX

JENGIBRE: MEDICINA NATURALES

RELEVANTE MX

Leave a Comment